Empresarios atribuyen el aumento de la cifra de negocio en 2010 a la concentración de la oferta y no al incremetno de la actividad.